logo

PUTAS

Madame-Taxi

Madame Taxi

Regenta el burdel con mano firme desde que la fundadora Eva León se marchó al otro lado del Atlántico del brazo de Javi Ninguno, con el que se casó, y junto al que vive una feliz vida de editada. Ve como las chicas entran, vienen, se pintan, se van, la miran, se ríen, escriben, envejecen, se desnudan, beben, pestañean, se emocionan y sonríen. Y como los clientes la temen, brindan, lloran, preguntan, se esconden, compran, ríen y mueren. Qué todo tiene un precio, ella lo sabe más que nadie en el burdel.

Berlin

Berlín

Berlín se ensimisma en los espejos de los camerinos mientras se pone las pestañas postizas antes de encontrarse con sus clientes. Luego les recibirá entre algodones y tintineos de brindis para susurrarles los versos del desengaño, nostalgia y bares clandestinos que anidan en su jaula, detrás de alguna cortina de pesado terciopelo. A veces, también se entretiene en relatar alguna anécdota de cuando dejó su trabajo y se escapó a Japón con un amante marinero, el abandono en tierra firme, la casa de geishas que la acogió, los problemas con la yakuza o el camino de vuelta a Barcelona, de tren en tren. Le gusta contar que en Japón se cambió el nombre por Berlín porque allí sonaba exótico.

El-Chico

El Chico

El chico nació sin madre, pero se crió en el seno de una familia de putas. Creció rodeado de músicos, magos, actores del cine mudo y del vaudeville. Espera y desea encontrar su libertad ayudando a quienes le ayudaron. Su inocencia y fragilidad demuestran que cree en los sentidos del ser humano, sonriendo al accidente, siendo cómplice de lo casual, divirtiendo a quien le mira, buscando la complicidad de las miradas y acariciando el olor de quien le guste.

The-Composer

The Composer

Retó para los rusos. STOP. Chasqueó para los chinos. STOP. Se abrió para los americanos y murmuró para los mejicanos. Folló para los franceses y finalmente se encontró, sudando, en brazos españoles. STOP. Escribe porque no puede componer. STOP. Poetiza porque no puede tocar. STOP. Amante de compositores y artillería pesada. STOP. Mano de obra para Madame Taxi. STOP. Te contaré mi historia pero luego te tendré que matar. STOP. Hot secret.

Roxy-Jukebox

Roxy Jukebox

Empezó a cantar para pasar el rato durante los largos viajes que su familia hizo alrededor de toda Europa. Nacida en un país del este, pasó su niñez y adolescencia escuchando la música gitana de París, flamenco de España, jazz callejero en Italia… hasta filtrarlo todo a través de su corazón. Si la oyes cantar sabrás lo que siente tu alma al ser envuelta por la seda.

Rufian

Rufián

Un día, sin querer, nació un niño. Llovía. A sus pocos años, un barco que llegaba de lejos lo dejó en el puerto oscuro de esta ciudad, en un muelle que olía a arena cansada y gaviota. Se crió en los callejones más estrechos de la ciudad, entre botellas medio vacías y libros abandonados en las esquinas. En la oscuridad más sórdida de la noche, descubrió la lucidez. Corriendo por el barrio chino entre mujerzuelas de medias rasgadas, aprendió lo que es el amor. Le llaman el Rufián.

Eco

Eco

Hubo una vez en la que Eco fue voz pronunciada, estallido agónico al nacer, desde entonces es sólo latido, volcán en pecho y dos pies izquierdos. De su piel emergen versos, como hematomas ante el golpe. Viste de blanco roto y lleva carreras en sus piernas. De niña lloraba al romper las medias, ahora que ya lo ha roto casi todo las luce con gusto, porque cada una cuenta una historia o mil, o mil veces la misma, y eso a Eco le gusta. Le gustan las historias, el misterio, la caída del sol y el desnudar almas a cualquier hora sin importar el precio.

Lobo

Lobo

Lobo es un poema escrito por la mano efímera de Dionisos. No es hombre ni bestia. Sus ojos son túneles por donde corre la libertad total con gritos de euforia y la empatía del niño. Pero la brutalidad de la naturaleza salvaje va por el mismo camino. Así, Lobo vive con la parodia del ser humano como un péndulo. Desde un extremo al otro va Lobo, sin parar. Es un sacerdote de la libido que reza con las mismas entonaciones de su tierra de California, con un sabor de jazz y blues, con la voz del narrador de cuentos.

Mad

Mad

Su nombre quizás nos puede dar un indicio de su locura latente. Una noche lluviosa tocó las puertas del Prostíbulo Poético y nos embrujó con uno de sus hechizos. Si viene de algún castillo de Transilvania o de algún nido de brujas, todo es posible. Sus poemas son encantamientos con reminiscencia del ocultismo, pero siempre en una lucha entre el homo sapiens y el homo ignotus. No te dejes engañar por su mirada inocente. Cuidado con ella, porque puedes pasar de ser testigo de sus rituales a ser objeto de ellos.

La-Larga

La Larga

Soy Larga porque me visto de corto, fui espárrago, espagueti y fideo. Pero ahora soy un flamenco largo rosa bailando con mis pink’s marteen’s en una tienda con elefantes de porcelana. Y si rompo algo, paso de largo. El que rompe, no siempre paga. Pero si tú no me pagas, te pondré los dientes largos. Muuuy largos. Y entre corto y cambio, te perderás un buen largometraje y te quedarás sin la oportunidad de que te envuelva con mi plumaje.

Glory-Hole

Glory Hole

A los 12 años es raptado en los baños de unos centros comerciales. Su secuestrador le bautiza como Glory Hole, pues le descubre mirando a través del agujero en una de las paredes del cubículo continuo. El día de su decimoséptimo cumpleaños, su Humbert Humbert particular le vuelve a dejar en los mismos baños donde le encontró, pues había dejado de tener edad para ser la Lolita de nadie. Poco habla Glory Hole de aquellos cinco años, sólo que la experiencia le dejó sumido en la confusión de no saber diferenciar entre su corazón y su entrepierna. A pesar de los incansables esfuerzos de su familia por devolverle a la senda de la pureza y la moral, Glory Hole prefiere la compañía de Charles Bukowski y el Marqués de Sade, de quien hereda el gusto por la ginebra y la perversión.

Nadine

Nadine

Nadine es irreverente. Escribe poesía para transgredir, para crear reacciones –a veces, son alérgicas-. Usa palabras malsonantes. Nadine no es ni hombre ni mujer, le gusta transitar. En cuanto a su estilo, no es buena ni mala. Pero es: está. Nadine es feminista, no le va el rollo de recrear a la princesa que espera al príncipe azul. Antes, es la bruja con la escoba. Antes, es puta rematada.

 

El-Pianista-Feroz

El Pianista Feroz

Pasa su vida de puerto en puerto mezclándose en todo lo que tenga olor a cabaret , jazz y escenarios. Manifiesta su ánimo sentándose al piano y sus feroces improvisaciones dan zarpazos en las almas de los que las escuchan. Viene de un país de poetas. Por eso resulta lógico, que haya encontrado un sitio en este burdel.

Marea

Marea

Nació en altamar una noche de tormenta, quedando huérfana de madre desde ese momento. Hija de marinero, prácticamente toda su vida la ha pasado en un barco. Pronto descubrió que podía cambiar sus encantos por dinero y su poesía por sueños, así que le abandonó para vivir su propia vida. Sus letras y el mar han llevado a Marea de Sri Lanka a Madagascar, de las Malvinas a las Guayanas, de Cabo Verde al Mar Rojo. Tanto en barcos pesqueros y buques de guerra, como en lujosos yates de magnates petroleros, parando a veces en islas, a veces en puertos, donde Marea va dejando la estela de sus húmedas palabras. Una tarde lluviosa de octubre, el Mar Mediterráneo arrojó a Marea en Barcelona. La brisa la llevó al Prostíbulo Poético, del cual a veces, se fuga y se va a la playa. Mira las olas con nostalgia, quizá porque todavía no se atreve a regresar al mar.

Suora-Lia

Suora Lia

Se despertó a media mañana en una bonita habitación del Hotel Excelsior de Nápoles, con vistas del mar, para descubrir que ni recodaba quien era ni como llegó a estar allí. En la mesita de noche, dentro de un sobré blanco, encontró un pasaporte con su foto, (con el nombre Suora Lia firmada con su meticulosa mano), un billete de avión de ida para Barcelona y dos mil Euros en metálico.

El-Jibaro-Gitano

El Jíbaro Gitano

Puto de los finos. De los bajos. Desde su destierro sureño vive de susurrar bulerías y bailar por soleá a los clientes y clientas que se dejan seducir por sus tacones. Uno de los pocos hombres-puta del burdel.

Calamidades

Calamidades

No hay información disponible sobre la procedencia de esta intensa errante. De naturaleza sibilina y amoral, sólo se conoce su fantasía de degenerar el mundo. Su respuesta siempre es la misma: “para ti, Calamidades”.

Tijuana

Tijuana

Me llamo Tijuana, Anda, tomate este tequila conmigo. Yo también vengo de perder una batalla con la vida y leo en tus ojos que aun puedes saltar sobre las perdidas. Bebe, y acepta ser Catedral del fracaso, andamio frágil cubierto de apariencias Bebe y recuerda lo que has aprendido. Ahora eres sabia en los presagios. Ya sabes cómo son los que se acercan a tus ojos según huelen sus preocupaciones, sus intentos de seducirte, ya eres experta como yo, en pérdidas y ganancias y sabes que no tendrás beneficios. Anda bébelo todo de un trago. Y ahórrate todo el terror del desengaño.

Pluma

Pluma

Pluma es una mujer amante de la soledad, que se escapó de la compañía de sus hermanas para volar libre y sola allí dónde la llevase el viento. Es incapaz de permanecer mucho tiempo en ninguna parte. Tras su apariencia suave y dulce, se esconden palabras que pueden destrozarte. Ha latido en las manos de mil escritores, ha sido musa de mentes brillantes, pero las mejores ideas siempre las guarda para sí misma. Volando con Pluma corres el riesgo de que elija llevarte al cielo o de hacerte caer en picado.

Nastia

Nastia Zi

Ha nacido bajo la luz de luna llena, en las estopas solitarias de un país muy lejano. El viento fresco y el “Rolling Stone” la han traído a nuestra tierra. Sólo el oído afinado puede escuchar su voz. Sólo el ojo que ha visto mil maravillas puede ver su belleza delicada. Y sólo las almas puras pueden gozar de su arte.

Gaetano

Gaetano

Gaetano della Riva, Gaetano, aterriza en Barcelona en 2013 con una misión de la camorra. Debe impedir que el monopolio de la pasta italiana sea estrangulado por la colonia china. Pero él no confía en los métodos tradicionales y cree en el valor de las palabras para seducir a las masas. Por su fe en la escritura, encuentra refugio emocional en el Prostíbulo Poético, donde aceptan sus versos y triunfa la libertad.

Shhhh Prostíbulo Poético

Shhhh

Shhhh se mueve por instinto. Es las palabras calladas, los secretos guardados, las confidencias al oído. Con Shhhh una mirada basta, un roce de pieles, un pellizco en el alma. “Shhhh, no digas nada”. Y te coge de la mano y te transporta por las montañas de sus curvas a los terrenos pantanosos de los sentimientos en los que a veces te ahogas y otras te cuesta mantenerte a flote, pero siempre regresas reconfortado del viaje.

Lagarto Prostíbulo Poético

Lagarto

Lagarto. Perteneciente al orden Squamata del phylum Chordata Reptilia, Lagarto es un ejemplar endémico del Prostíbulo Poético. Llegó a este burdel de sentimientos en los brazos de Berlín, quien lo recogió de la calle. Durante su estancia en el Prostíbulo, su lengua ha podido regenerarse desarrollando propiedades tres veces más venenosas que el resto de ejemplares de su especie. Atraído por el vértigo que le produce el vacío, su poesía se compone de alegatos erotizantes dictados por las voces en su mente, en un intento por introducir a sus clientes al universo tenebrista de donde proviene.

El novio Prostíbulo Poético

El novio

¿Quién no quiere novio por un rato? Aquí tenemos un escapista de altares, huyó de la iglesia por no tener los zapatos adecuados. Se refugió en este prostíbulo, sedamos sus pies, le quitamos los pantalones pero se empeñó en conservar sus zapatos de oro. “Un souvenir de la boda” que alumbró su camino de “libertad” atando para siempre su tiempo a los compases de un acordeón. Refresca un diciente clavel en la solapa para las noches de gala pero no te engañes: cada pétalo, cada señuelo de compromiso, es un pasaje directo al reino de los sentidos. Amaestra tus propias palabras y las convierte en una salvaje lucha de sombras. “El Novio” sabe cómo hacerte sentir única.

 

 

© Fotos por Carles Mercader